¿Qué es el Cash Flow y cómo optimizarlo?

Para todo negocio o empresa mantener el cash flow controlado es fundamental. Pero, ¿qué es esto del cash flow y cómo puede ayudar a tu empresa?

Para lograr una exitosa expansión de nuestra empresa es muy importante saber gestionar correctamente las finanzas empresariales y, sobre todo, saber de cuánto dinero disponemos.

El cash flow, también conocido como flujo de caja, se trata de un concepto financiero que hace referencia al flujo de entradas y salidas de efectivo que se produce en una empresa en un periodo determinado. Mediante el cash flow podemos calcular la liquidez de la empresa y así comprobar si llegamos a los requerimientos de ingresos necesarios para mantener un margen.

Cashflow: Beneficio + amortizaciones + provisiones

Tal y como explica BBVA, el cash flow es un indicador en el que se agregan a los beneficios en un periodo dado las amortizaciones y las provisiones.

Las amortizaciones son un coste que no supone una salida del dinero. Contablemente suponen una minoración del resultado del ejercicio, pero no implican un desembolso. El efectivo, la tesorería sigue ahí. Otro tanto ocurre con las provisiones.

Ahora que ya sabemos lo que es el cash flow, el siguiente paso es ver qué podemos hacer para optimizarlo de la mejor manera posible.

En primer lugar, es importante controlar la facturación, llevando un registro de las facturas emitidas y recibidas, así como los tiempos de cobro y pago. Las facturas que emitimos como empresa han de ser un activo controlado y vigilado para que su cobro se efectúe lo antes posible. Para agilizar el cobro de las mismas podemos seguir las siguientes recomendaciones: no demorarse en la emisión de la factura, pedir confirmación de apertura de la factura o hacer seguimiento de la fecha esperada del cobro.

Por otro lado, es importante controlar los gastos para preservar nuestro flujo de caja. Para ello, podemos elaborar un presupuesto y diferenciar bien qué cantidad de dinero va a ir dirigida a cada una de las áreas de la empresa.

A la hora de desarrollar un proyecto debemos conocer todos los datos y números que forman la tesorería de la empresa, como, por ejemplo, saber el periodo medio de pago a proveedores, el período medio de cobro a clientes, etc.

Y, cómo no, la tecnología también nos puede ayudar a aumentar la productividad y el control de las diferentes áreas de negocio de una empresa. Todas las actividades relacionadas con la tesorería pueden ser gestionadas mediante aplicaciones y otros tipos de software profesionales, facilitando mucho el trabajo y consiguiendo un mayor control.

Fuente: cepymenews.es

Contacta con nosotros

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt